loader

El Registro Civil anotó a más de 500 bebés en el Sanatorio 9 de Julio

El progama Tucumanitos cumplió un año de implementación con un balance positivo.

El programa Tucumanitos, que les permite a las mamás y papás de bebés internados en el servicio de neonatología tramitar el acta de nacimiento en la misma clínica, sin que las familias deban alejarse de sus bebés, cumplió un año y desde el Registro Civil de la provincia realizaron un balance positivo.

Durante el año de implementación fueron más de 500 bebés los que fueron registrados en el Sanatorio 9 de julio, así lo confirmó la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, que visitó las instalaciones del centro médico junto con el secretario de Gobierno, Leopoldo Rodríguez, y la directora del Registro Civil, Carolina Bidegorry.

“Hacemos la inscripción de los bebés que están en Neonatología. Este es un servicio del Registro Civil que la familia agradece porque evita exponer al bebé que se encuentra con problemas de salud”, contó la ministra.

Como política pública, explicó la funcionaria, “es muy importante, y el gobernador Juan Manzur nos ha pedido, que el Estado esté siempre cerca de la comunidad generando canales y brindando servicios”.  

El Sanatorio 9 de Julio fue elegido porque después del Instituto de Maternidad Nuestra Señora de las Mercedes, del sistema público, es el segundo centro de nacimientos más grande de la provincia. Claudia Musa, coordinadora del área Nacimiento y de la Mujer de ese sanatorio, contó que por día nacen 10 bebés,  llegando a unos 300 nacimientos al mes.

En ese sentido, Carlos Pesa, director del sanatorio, resaltó: “es muy valioso para el hospital haber sido incluido en esta primera instancia del programa que hace un aporte importante para la gente”.  En esa línea agregó que el centro de salud tiene un  alto número de nacimientos  “y la simplificación que el  Estado aporta, mediante los trámites de registración durante el momento de la internación, tiene un gran valor”, dijo.

En tanto, el secretario de Gobierno opinó que el  programa beneficia  a los padres y madres de la Capital y de toda la provincia que acceden a ese sanatorio. “Que el Gobierno esté presente, registrando los nacimientos  y acompañando a las madres que llegan de diferentes lugares de la provincia solucionando aquí la identidad de su hijo, es un servicio muy valioso”.

La ministra también destacó las gestiones que se están realizando con el propósito de  extender el programa al resto de los sanitarios del ámbito privado. “Estamos trabajando, hicimos extensiva la invitación a todos los sanatorios privados para que se sumen y, paulatinamente, vamos a ir desarrollando y mejorando”, indicó.

Acercar el Estado

La directora del Registro Civil brindó detalles sobre cómo registrar a los bebés internados en sanatorios. “A los papás se les hace entrega del acta de nacimiento, con la oblea, que permite, sin necesidad de trasladarse al registro, conformar la identidad del bebé y que puedan realizar todos aquellos trámites en los cuales es indispensable el acta”.

Después de este trámite que realizan agentes del Estado en el sanatorio, las mamás y papás tienen seis meses para concurrir al Registro Civil y realizar la toma del trámite del documento, cuando la situación de salud del bebé así lo permita.

Además, resaltó que en cada maternidad pública el Registro Civil cuenta con una delegación para brindar este servicio de inscripción a los recién nacidos.  “Estamos dando respuesta al problema de aquellas familias que tienen a un bebé con una situación de salud y lo que requieren no estar pensando en trámites burocráticos, con ese espíritu es que hemos implementado este programa”.

DE INTERES